LA CRIA



COLOMBOFILIA

PALOMAS MENSAJERAS





DIEGO NIETO AZNAR

CUIDADOS ÓPTIMOS DE LOS REPRODUCTORES Y OBTENCIÓN DE LOS MEJORES PICHONES EN CUANTO A SALUD, FORTALEZA Y VITALIDAD


1.- Antes de juntar los reproductores hemos de hacer un control de salud por un veterinario competente. Si detecta algo que no es correcto les haremos el tratamiento correspondiente. Si como sucede en muchos casos no hay un veterinario competente, debemos hacer un tratamiento de Vermes, Tricomonas y coccidias, en el orden indicado. Después del tratamiento bacteriano anterior les daremos durante dos o tres días una polivitaminico rico en vitamina B y con la comida yogurt para regenerar la flora intestinal. Una semana más tarde, los vacunaremos de Salmonela ( Chevita ) y quince días después, de Paramixovirósis + Viruela-Difteria.

2.- Dos semanas más tarde juntaremos las parejas en nidos amplios colocando la hembra en media parte del nido y separado del macho en la otra mitad. Inmediatamente veamos que quieren estar juntos, los comunicaremos con el nido cerrado al exterior y si vemos que se aceptan ya podemos pasar a la siguiente pareja haciendo lo mismo que lo indicado anteriormente. Si se pelean, volvemos a separar pero que puedan verse y esperamos al siguiente día en que volveremos a juntarlos y casi seguro que ya se aceptan y la pareja está hecha. Una vez estén todas las parejas en armonía procederemos a abrir nidos impares durante un día y al segundo día abriremos los pares habiendo cerrado los impares. Esta operación la haremos dos veces al día y al tercer día ya podemos abrir todos los nidos estando un rato observando que todo está en orden. Si algún macho va a otro nido lo encerraremos un día y seguiremos controlando la situación hasta que todos los machos estén tranquilos en sus nidos.


3.- Seguidamente procederemos a darles comida de cría mezclada con aceite de germen de trigo, rico en vitaminas A-D-E, con el fin de que nos hagan el máximo de huevos fértiles, de buen tamaño y que la eclosión sea más fácil. Si hemos procedido correctamente, las parejas harán los huevos casi al mismo tiempo con una diferencia máxima de dos días. Por supuesto el grit es fundamental y ha de ser variado para que la hembra forme una cáscara del huevo muy lisa y brillante.

4.- Cuando las parejas hayan puesto los huevos debemos cambiar de comida y pasaremos a darles 50%D + 50%C ( D=depurativo , C=cría ) y muy racionada, con el fin de que pierdan peso y se desintoxiquen del exceso de leguminosos que lleva la mezcla de cría.

5.- A los 10 días de incubación les haremos un tratamiento contra las tricomonas para asegurarse que no lo van a transmitir a sus hijos. Puede ser a dosis única con Spartix o un producto en polvo disuelto en el agua de bebida o con la comida durante unos 5 días (por ejemplo Tricho plus de la casa Oropharma).

6.- Desde que nacen los pichones hasta que tienen unos 8 días les daremos además de la comida de cría, pasta de cría y piedra picorer, que ayuda y mejora la alimentación durante esos días en que el pichón toma la leche de los padres.

7.- Cuando los pichones tengan unos 15 días o cuando notemos que el macho vuelve a perseguir a la hembra, separaremos la hembra colocándola en un palomar confortable y el macho se quedará al cuidado de sus pichones. Aunque parezca extraño, el proceder de esta forma hace que los pichones sean mejor alimentados que si el macho persigue a la hembra para que vuelva a poner huevos y además, al separar la hembra puede ella reposar y estar en mejores condiciones para la segunda cría con lo que se aumenta la posibilidad de obtener mejores pichones en fortaleza, vitalidad e inteligencia. El macho cuando vuelva a copular, también tendrá mejores espermatozoides que redundará en una mayor probabilidad de obtener pichones de gran calidad.
Así mismo como la hembra forma parte esencial en la calidad de sus hijos, hará que con este sistema la hembra tenga mayor longevidad reproductora.
Mientras las hembras estén solas les daremos comida muy ligera, infusiones de ajo, te, choque vitamínico y algún producto rico en calcio (por ejemplo, Fertibol de la casa Comed).

8.- Cuando los pichones tengan unos 23-25 días los destetaremos y dejaremos a los machos que reposen unos pocos días para luego volver a colocar a las hembras con los machos para que vuelvan a criar de nuevo. Esta operación la haremos tres veces a lo sumo ya que el propósito es criar pocas palomas de gran calidad sin forzar a los reproductores y así mantenerlos criando hasta muy avanzada edad , pues palomas de más de 10 años pueden seguir dando extraordinarios pichones de gran vitalidad si son bien cuidados sin explotación.

9.- Cuando los pichones son destetados les daremos durante 3 días Micosan -t de la cada Chevita para que durante los primeros días de destete que son críticos no cojan ninguna enfermedad. Alas seis semanas de edad los vacunaremos de Salmonelosis, una semana más tarde de Paramixovirosis y dos semanas más tarde de Viruela-Difteria.

10.- El palomar de destete ha de ser con perchas y espacio suficiente para que estén cómodos y bien abrigados de la intemperie y sólo habrá palomas de menos de tres meses de edad, ya que a partir de esa edad hay que ponerlos en otro palomar y sexos separados que redundará en que estarán más tranquilos sin stress y mudarán mejor y más rápido.

11.-Cuando los pichones tengan más de tres meses hemos de empezar con los entrenamientos educativos en cortas distancias en las cuatro direcciones cardinales e ir aumentando la distancia lentamente para que regresen de inmediato sin que cojan stress que es uno de los factores más importantes para que adquieran una gran inmunidad y puedan hacer frente a cualquier enfermedad bacteriana. Es decir, los entrenamientos han de ser sueltas cómodas para las palomas y no ha de representar ningún problema, de tal forma que se orienten con gran rapidez y así eludir a los halcones, ya que está demostrado que cuando la paloma no se orienta con rapidez y empieza a dar vueltas alrededor del punto de suelta, la probabilidad de ser atacada por los halcones es muy grande.

Con todo lo anteriormente indicado tenemos una probabilidad muy alta de que la suerte nos sonría y consigamos tener pichones sanos, fuertes y de gran vitalidad ya que a pesar de hacer las cosas bien debemos de pensar algo en el azar, pues la transmisión de los genes de calidad es un mecanismo muy complejo y nadie puede asegurar al 100% que lo que criamos es de gran calidad.
¿Qué sucedería si no atendiéramos los reproductores de forma correcta?




EL EMPAREJAMIENTO O ACASALAMIENTO
Con el mejoramiento y aplicación práctica de las técnicas de la colombicultura, se puede lograr la superación de la paloma mensajera obteniendo el equilibrio biológico que produce el biotipo, resultando de la excelente conjugación de los factores patológicos, fisiológicos, psicológicos, morfológicos, de producción y rendimiento.

Pero hete aquí que no existe en el mundo colombófilo alguno que sea capaz de acasalar y conformar una pareja que produzca ejemplares de calidad en un ciento por ciento. La paloma de calidad no tiene tamaño definido, puede ser pequeña, mediana o grande. Tampoco tiene color, cualquier pigmentación nos puede deparar un crack. Si estéticamente es más lindo observar un palomar poblado con azules, rodados o molineros. La uniformidad quizás los haga más bellos. Pero una vez que en la canasta nos deparen resultados positivos, ya sea el grandote, el chiquito, el mosaico, nos empiezan a agradar destruyendo nuestras teorías primitivas.

-¿Cómo se debe acasalar?- Indudablemente que los resultados nos determinan a hacer los casales. Pero el acasalamiento es un verdadero juego de azahar. Así me lo decía un veterano colombófilo, allá cuando me inicié en mi niñez. Seguramente juntando dos ganadores de fondo, o mediofondo o velocidad, según en la categoría que queramos primar, tendríamos que obtener campeones.

Pero no es tan matemático como parece. Si así fuere el colombófilo de mayores recursos sería siempre el triunfador. Un ganador no siempre es buen reproductor, si bien un hermano de ése ganador aunque mediocre pero de gran mordiente puede ser un excelente reproductor. De ahí entonces que debemos darle una extraordinaria importancia al pedrigree pues por el conocimiento de la familia se reproducen las estirpes. Tampoco estamos en un todo de acuerdo con aquellos que dicen que se debe criar con palomas jóvenes. Sabemos que es difícil detectar un buen reproductor. De ahí entonces que cuando él aparezca, debe aprovecharse hasta que continúe dando productos de valía, cualquiera sea su edad. Es preferible que nuestros reproductores estén aquerenciados en nuestro palomar para que ejerciten el vuelo, pero si así no fuere tampoco incide en lo más mínimo en su calidad reproductiva. Puede permanecer cautivo por varios años y producir palomas de gran calidad. El reproductor nace no se hace. Una vez seleccioné para la reproducción a dos hermanos de nido, un macho y una hembra, eran ambos dos ejemplares hermosos que reunían todas las características del standart y provenían de una familia de gran calidad. El macho resultó ser un gran padre dando ganadores de medio fondo y fondo, sin embargo la hembra no produjo absolutamente nada.
La influencia de la teoría del ojo en la reproducción también es relativa. Roberto Roch Sanfulgencio le daba importancia destacando el ojo lleno, también llamado ojo buey al que calificaba de reproductor superior. Algunos autores sostienen que todo lo que se puede leer en el ojo de una paloma es su condición física, otros -sobretodo los ingleses- declaran que a través del ojo de la paloma se pueden ver las cosas más increíbles.


El tamaño de la pupila se relaciona con el sistema nervioso y el espíritu de lucha. Las de pupilas grandes son por lo general velocistas y determina que le falta resto física para arribar en carreras de fondo en las cuales se le exige mucho a las aves.

Nosotros le damos importancia al ojo bien definido, de color fuerte y muchas veces el cruzamiento de dos ojos blanco no da el mismo buen resultado que cruzar un ojo blanco con otro de distinto color.

Es indudable que para obtener reproductores de calidad hay que experimentar y seleccionar permanentemente. En mi vida colombófila he tenido tres casales de jerarquía. Muchas veces obtenemos un gran volador y creemos que hemos descubierto la veta. Insistimos, criamos varios y no volvemos a obtener nada que sirva. Así me aconteció con un casal del que obtuve un escamado oscuro extraordinario. Les crié varios pichones, no salió ninguno parecido al crack y fueron malos voladores.
CULTIVAR es fijar sobre un animal uno o varios caracteres.

Queremos conseguir

1- Una buena conformación corporal acorde al estándar aunque no nos asegura un buen reproductor.

2- Un máximo desarrollo de la facultad de orientación.

3- Un máximo desarrollo del mordiente o sea la tenacidad para luchar sin claudicaciones en pos del logro de su máxima aspiración: regresar a su amado palomar.

4-Un máximo desarrollo de la resistencia física al esfuerzo.
Toda colonia alada puede reproducirse ya sea por cruzamiento o por consanguinidad. Según no haya o sí parentesco entre los congéneres. Pero en cualquiera de ellos debe practicarse una rigurosa selección o sea un proceso depurador conforme a su contextura física, primariamente, y a los resultados obtenidos en la canasta.

Nosotros somos partidarios de darle una extraordinaria importancia al árbol genealógico o pedrigree de los reproductores pero amalgamándolos con el estándar y haciendo un examen riguroso y desapasionado del ejemplar.

Pero somos convencidos de que la herencia vuelve. Lo que se hereda no se presta. Debemos convenir todo lo apasionante que es la ciencia de la Genética., que nace con las leyes de Mendel. Sabemos que hay palomas dominantes y otras recesivas. Pero éstas aunque no surjan en las primeras generaciones quedan rezagadas y pueden verse reflejadas a posteriori en lo que se llama un atavismo o salto atrás. Por ello en la primera generación de palomas se logra la fijación de los caracteres dominantes propios de uno de los miembros de la pareja.
En la segunda generación se logran tres dominantes por uno recesivo. La teoría cromosómica de la herencia surge del estudio de la célula que determina el descubrimiento de los cromosomas. Los genes son cadenas insertas en los cromosomas y cada uno controla una característica o cualidad de una paloma, que tiene doce pares de cromosomas.
De una gota de eyaculación de un macho existen cien millones de espermatozoides. Cuando el espermatozoide fecundante penetra en el interior del óvulo para fecundarlo libera su carga cromosómica, el núcleo del óvulo o célula sexual femenina entra en actividad, se rompe y deja en libertad igual número de cromosomas que representan el aporte hereditario femenino.

Para practicar la consanguinidad deben elegirse palomas perfectas que respondan en un todo al estándar y tengan buenos antecedentes deportivos, porque es probable que la descendencia puede tener ciertas taras o defectos que se acentúan más con ésta práctica. De ahí que se deba seleccionar con mano dura.
La hembra lega a sus descendientes las cualidades de su esqueleto, músculos y calidad de plumaje mientras que el macho transmite la forma de su cabeza y cuello.





COMO TRATAR A UN MACHO INFECUNDO

En primer lugar si el macho no me ha dado muy buenos descendientes, lo retiro del cuadro reproductor.
Si el mismo es de sumo interés procedo de la siguiente forma:

Durante siete días antes del emparejamiento le facilito una comida fuerte 40% Leguminosas 60 % Cereales y granos oleaginosos a voluntad ( Cañamones, Girasol, coplaza, soja, nabina, mijo, alpiste, cártamo, maní),
Los granos los preparo con Aceite de Germen de Trigo, a razón de 2 mililitros diarios por paloma y en el agua un complejo vitamínico con aminoácidos.

A los siete días cojo al macho y con unas tijeras le corto las plumas que rodean al aparato genital y con una hembra de dos años lo aparejo.

Cuando los huevos tienen cuatro o cinco días de la postura del segundo huevo, a través de una bombilla examino si los huevos han fecundado, si no es así les pongo otros fecundados de otra pareja y del mismo día.
Naturalmente nacen los pichones, les dejo subir uno y a los siete días de edad vuelvo a darles el Aceite de Germen de Trigo.

La mayoría de las veces la postura que sigue es buena, pues al criar un pichón el metabolismo de la paloma y el sistema hormonal se altera y favorece la fecundidad.

Si esto fallara, adquiero un medicamento Rumano llamado GEROVITAL y se le da media pastilla cada día desde cinco días antes del emparejamiento hasta que pongan los huevos, si así no fecunda ya no hay nada que hacer.

La fuente se ha secado




PARA QUE LOS MACHOS YA VIEJOS, SEAN FECUNDOS?.

Cuando un macho es muy viejo, hay que tenerlo en un lugar apartado con su hembra, para que a ésta, no se la dispute con otros machos, que por ser más jóvenes, puedan perturbar la copulación del mismo.
También es importante que le suministre vitamina E y complejo B.
Tendrá que cerciorarse, que no tenga mucho plumón en su aparato genital, así el contacto es mejor a la hora de copular.
También algo que es muy importante, es que le corte la cola, mejor llamada, timón, unos dos centímetros, para que a la hora de arrastrar y hacer el empuje, esta no le haga resistencia.

También hay unas pastillas que pueden ayudar hacer madurar el espermatozoide del macho, ya que con la edad que tiene el viejo crack, los puede expulsar inmaduros.

Tiene que tener cuidado y ponerle hembras muy jóvenes, en lo posible, de menos de 1 año.

Ya que jamás, la suma de años de una pareja, no debe superar los 20 años.




LA CONSANGUINIDAD EN LAS PALOMAS

La consanguinidad es considerada por numerosos colombófilos como una enfermedad vergonzosa, verdaderamente mal definida, pero que sirve a menudo para explicar o justificar los numerosos problemas o fracasos encontrados en la crianza de la paloma.

Yo creo que es útil desmitificar esta noción, frecuentemente muy mal comprendida y confundida con otras cosas.



RECUERDO DE GENÉTICA


En el sentido genético de la palabra, la consanguinidad expresa simplemente un parentesco más o menos próximo en uno o varios individuos, y se dirá que son tanto más consanguíneos cuanto que su parentesco es más próximo.
Existen métodos clásicos de crianza y de selección dentro de todas las especies llamadas a efectuar esta técnica, consistente en cruzar, durante un cierto número de generaciones sucesivas: hermanos con hermanas, padres e hijas, madres con hijos. La consanguinidad se encuentra en la base de la creación, de la estandardización y de la mejora de todas las razas animales. Examinemos las ventajas y los inconvenientes que pueden acarrear. Se sabe que todos los caracteres morfológicos (colores, forma, etc.) o fisiológicos (prolifericidad, aptitud a cebar las crías, calma, etc.) son gobernados por genes o unidades hereditarias, localizados sobre los cromosomas; cada carácter puede ser regido por uno o por varios genes. Por ejemplo, el color de la paloma jacobina plateada es debido a la conjunción de varios genes:
COLOR: AZUL.
FACTOR DE: DILUCIÓN.

PATRÓN: BARREADO.
Cada célula, a excepción de las células sexuales (óvulo o espermatozoide), es portadora de los cromosomas iguales, y hace que cada gen exista doble en todas las células, salvo en los portados por los cromosomas sexuales en las hembras de los pájaros, pues éstas únicamente poseen un solo cromosoma sexual en lugar de dos, como es el caso del macho.
Así que los genes, condicionando un carácter dado, ocupan siempre la misma posición sobre el cromosoma, pero su naturaleza, es decir, su expresión, puede ser diferente: en efecto, ellos pueden, siguiendo su manifestación, ser dominantes y entonces se les atribuirá una letra simbólica mayúscula, como pueden ser recesivos y entonces no tendrán derecho más que a una letra minúscula; el término "recesivo" significa simplemente dominado.
Un ejemplo simple permitirá comprender mejor: la mayoría de criadores conocen las palomas moñudas, en las cuales un penacho de plumas enderezadas detrás de la cabeza suele dar a veces unos efectos muy graciosos. Pues bien, ese carácter es gobernado por un solo gen; así que es un carácter monofactorial. Los americanos, que han sido los primeros en estudiar los problemas hereditarios, le han denominado "crest" (traducción inglesa de la palabra "moño") (MAS BIEN YO, LE LLAMARIA COPETE, PORQUE MOÑO DA LA IMPRESION DE REFERIRSE A CORBATA, TAMBIEN UN FACTOR RECESIVO. M.J.) y han demostrado que estaba ligado a la presencia de un gen recesivo que han simbolizado por "cr". Todas las palomas moñudas tienen, pues, dos ejemplares de ese gen "cr"; ese gen recesivo tiene un correspondiente dominante, es decir, "Cr", que significa simplemente ausencia de moño, y que si existiese sobre uno de los

cromosomas, en lugar de un "cr" sería dominante e impediría la expresión del otro "cr" y al mismo tiempo del moño. Se diría que nuestra paloma moñuda tiene como fórmula genética cr-cr; al contrario, y se comprende enseguida, una paloma de aspecto normal, sin moño, puede tener dos fórmulas distintas: sea Cr-Cr y se dirá que es homocigota dominante; sea Cr-cr y entonces será calificada de heterocigota. Toda paloma moñuda es naturalmente homocigota recesiva cr-cr. El término homocigoto significa que los dos genes concerniendo un mismo carácter son idénticos, mientras que el término heterocigoto significa que los dos genes concerniendo un mismo carácter son diferentes.
Tengo actualmente en mi criadero un joven Schietti plateado bayo con moño, por tanto no poseo ninguna paloma moñuda. Eso significa que los padres de ese joven son los dos portadores del factor moño, es decir, que son heterocigotos por ese factor (fórmula Cr-cr).
Después de este breve e indispensable recuerdo ya asimilado, volvamos de nuevo a nuestra consanguinidad. Lo mismo que el moño, otros numerosos caracteres recesivos pueden así ser portados por individuos que no lo manifiestan (los heterocigotos recesivos), en particular los caracteres desfavorables, que si llegan a manifestarse, provocan anomalías morfológicas o fisiológicas, acarreando la muerte del embrión en un tiempo bastante corto; esos caracteres son llamados letales si el embrión muere antes de nacer, o subletales si la cría sobrevive varios días.
Si por azar, pues nada permite el poder adivinarlo de antemano, uno o varios sujetos de una raza dada poseen esos caracteres letales, se comprenderá que pueden transmitirlos a sus descendientes, hijos e hijas. Si se recruza juntos esos descendientes, está claro, sin que haya necesidad de reexplicar las leyes genéticas, que de tiempo en tiempo, al azar de los aparejamientos, habrá recombinación de dos genes recesivos letales, esos que no existían en un solo ejemplar en los padres y que determinarán la muerte del embrión. Cuanto más se prolongue la filiación de los individuos portadores, es decir, cuantos más descendientes se saquen, más se multiplicará la probabilidad de peligro de esas combinaciones mortales entre los acoplamientos de hijos y nietos.


Puesto que la consanguinidad consiste en recruzar entre ellos individuos parientes, al hilo de las generaciones, es evidente que ella puede dar lugar a una proporción apreciable de mortalidades embrionarias, de anomalías o monstruosidades, siendo también gobernadas a veces por genes recesivos. Pero esto a la mera condición patente de que esos factores letales o generadores de anomalías estén presentes en los individuos de base inicial. Esto explica los pareceres contradictorios y las controversias apasionadas entre los aficionados a las palomas: cierto número de entre ellos defendiendo la consanguinidad; otros, en cambio, prometiéndola a las peores hegemonías, con el mismo encarnizamiento.

Y todos tienen razón, las posibilidades de suerte residen en la fórmula genética, bien seguro desconocida en el tronco de arranque inicial. Pero me dirán ustedes, ¿por qué entonces no se evitan esos cruces consanguíneos para atenerse a los aparejamientos entre individuos que no sean parientes? Pues bien, porque este método no comporta solamente inconvenientes, pues es también muy rico en posibilidades; es la técnica de selección más rápida para obtener ciertos caracteres. Se comprenderá holgadamente que una pareja dando una fuerte proporción de jóvenes muy bien conformados o de un colorido infrecuente, se tenga muchas más posibilidades de fijar ese carácter cruzando entre ellos los hijos que lo manifiesten.

Esto es también válido para el color, dibujos de la pluma, productividad, puesta, nacimientos, rapidez de crecimiento, etc.


Los colombófilos cuidadosos de la mejora de tal o cual carácter de su raza favorita tendrán así un gran interés en utilizar este método, es decir, a cruzar entre ellos los jóvenes que ellos juzgan los más bonitos, o hacer aparejamientos
madres-hijos o padres-hijas. Si por suerte su tronco inicial no posee ninguno o pocos caracteres desfavorables, llegarán rápidamente sin accidente al resultado apetecido. En el caso contrario, tendrán que parar en esta vía de la que aparezcan combinaciones indeseables y buscar en otra familia los individuos que juzguen convenientes y que posean todas las posibilidades -ellos- de no ser portadores de esos mismos genes letales y generadores de anomalías.
Como decíamos anteriormente, al comenzar no se puede tener ninguna certeza en cuanto se refiere a la composición genética del tronco de origen, y a todos los que se quejan de no tener nunca una certeza al respecto, yo les respondería que no existe nada más monótono que la certeza y nada que sea más entusiasmante que la esperanza.
No tengáis más miedo a la consanguinidad, pero aprender a serviros de ella.
(Artículo aparecido en el boletín del club de Palomas Jacobinas "EUREKA", de la región de Québec, Canadá, firmado por el doctor veterinario Pierre Pilon.)



METODO DE CONSANGUINIDAD

Hablando de consanguinidad propiamente dicha, les diré algo muy importante. No es mi opinión personal, sino que es una verdad indiscutible que la directa y continua endocría puede llevarnos al deterioro total de nuestro trabajo de cultivo. La influencia del medio ambiente al cual sometemos a nuestras palomas a vivir, no permite consanguinidad exclusiva. Quien no introduzca algún cruzamiento en sus líneas consanguíneas, pasado cierto tiempo, se encontrará que rápidamente ha retrocedido años luz de su objetivo. La evidencia más clara será encontrar en la progenie un aumento o disminución de tamaño, un desarrollo deficiente y una pérdida indiscriminada de vigor híbrido. La consanguinidad la debemos manejar dentro de parámetros exclusivos y quien la practique debe de tener mano firme a la hora de seleccionar.

No todas las palomas son aptas para reproducir en consanguinidad. Jamás deberemos fijarnos en los cruces realizados por otros. Todo individuo (paloma), mantiene una información genética diferente y el entrelazar esa información con el fin de procurar mejorar una raza, no es cuestión de azar, es motivo de superación de la raza de las palomas de carreras. Cuando apareamos una pareja y hacemos consanguinidad, debemos partir de la base de los siguientes parámetros:

1º) Conformación fenotípica 75% al 100% de aceptación.

2º) Constitución genotípica 90% al 100% de excelencia.

3º) Éxitos deportivos 80% al 100% de rendimiento.
4º) Salud 100% durante toda su vida.

5º) Confianza y aceptación del colombófilo 100%.

Si una de estas condiciones no se da dentro de la escala de valores estipulados, no puede ser llevada a la consanguinidad, y para seguir incursionando en ella los productos obtenidos deben ser igual o superiores a ellos. Apenas notemos una anomalía dentro de alguno de estos factores enumerados, deberemos proceder a lo que llamamos en consanguinidad, "DAR UN PASO ATRÁS" y hacer un cruzamiento con otra línea de palomas y refrescar la sangre de esa consanguinidad. Esto es prioritario. El cruzamiento lo debemos hacer con una línea también consanguínea y trabajada de la misma forma que nosotros lo hacemos.

Una medida inteligente es tener por lo menos cuatro líneas consanguíneas en nuestro plantel y así aseguraremos trabajar concienzudamente. En mi plantel cuento con las líneas de trabajo, Bricoux, Aarden, Cattrysse, Janssen y Van Tuyn. Intensifico mi trabajo en la línea Bricoux y Aarden y solo las otras líneas son de apertura a mis cultivos.
Las razas Bricoux y Aarden han dado la resultante de la raza VIVACA, una raza con un 100% de pureza establecida en los 5 apartados de selección más arriba enumerados y que pasaré a detallar.

1º) Conformación fenotípica 75% al 100%.
Ninguna paloma que sea llevada a la reproducción en la función de endocría (consanguinidad) puede tener defectos físicos. Su estándar deportivo-atlético debe de ser, sobresaliente.


Lo más importante a tener en cuenta debe de ser, su línea aerodinámica, su plumaje, la conformación de sus alas, su peso específico y su expresión. La expresión es a lo que le doy más importancia ya que ella habla por sí sola ante el idioma que me transmite la paloma.

El diálogo entre el colombófilo y la paloma está basado en su porte y su mirada. No confundir expresión, con ningún tipo de teorías. Las teorías no vuelan.

2º) Constitución genotípica 90% al 100%.
El reproductor que se disponga para hacer consanguinidad, debe haber demostrado tener poder de fijar sus características.

Cruzando con cualquier paloma, encontraremos que su genes se transmiten en forma constante e invariable, predominando siempre caracteres de éste sobre el de los otros que le acoplemos.

Esto lo obtendremos a base de pura observación y deberemos hacer hincapié en ser muy objetivos a la hora de este estudio. Las características fenotípicas sobresalientes deberán manifestarse siempre y no variar en lo absoluto, predominando sus caracteres más sobresalientes en su progenie. La capacidad deportiva deberá mantenerse inalterada y los resultados en sus productos deben ser iguales a los de él, o superiores.

Si obtenemos esta consecuencia de valores inalterados, deberemos llevar el sujeto y sus productos, a la consanguinidad. La resultante deberá manifestarse en un aumento de la calidad deportiva y fenotípica, no alterando, en absoluto, comportamiento ni carácter en forma negativa. Si obtenemos estos requisitos del producto seleccionado, estamos ante un porcentaje aceptable dentro de los parámetros establecidos.

3º) Éxitos deportivos 80% al 100%.
Nunca llevaremos a la reproducción un sujeto que no haya conquistado premios importantes, compitiendo regularmente y demostrando tener una recuperación rápida después de los eventos de máximo esfuerzo. Es indispensable probar los productos de nuestros consanguíneos.

Si las leyes de herencia nos demuestran que estamos ante las mismas posibilidades de obtener transmisibilidad de buenos y malos caracteres, un producto que no voló nunca, no sabemos como lo hace y por más sobresaliente que sea en su fenotipo, podremos estar ante un verdadero incapaz psicológicamente y esto en los genes también  se transmite.

No crean que soy un idealista, lo que expongo lo he comprobado y los hechos lo demuestran. No les propongo que traten de darle la misma exigencia deportiva a un producto que elijan como reproductor que a uno que no, ya que es de destacar llevar a la reproducción productos descansados y con las máximas reservas de energía, pues en la cría tendrá un desgaste muy grande y puede repercutir su agotamiento físico y psíquico en la parte inmunitaria. No olvidemos que una paloma que está alimentando a sus pichones hace un esfuerzo en ese cometido equivalente a volar 100 kms diarios.

Es indispensable tener la certeza que estos productos conseguidos por consanguinidad, mantienen sus condiciones totalmente inalteradas tanto en lo físico como en lo psicológico.

4º) Salud 100%.
Al más mínimo indicio de declive en su capacidad inmunitaria, ninguna paloma debe ser llevada a la reproducción. Esto no es solo una norma, si no que se debe mantener como ley primera en todo palomar. Flaquear en esto es estar siempre arrastrando una carga pesada sobre nuestros hombros. En consanguinidad, la salud de los individuos expuestos y sus progenies es fundamental y al mínimo indicio de verse alterada o disminuida, deberemos eliminar todo aquello que demuestre debilidad y, como lo expresé más arriba, dar inmediatamente un paso atrás, procediendo al cambio del cruzamiento. Salud, es base de una colonia fuerte y perdurable en el tiempo.

5º) Confianza y aceptación del colombófilo 100%.
Aunque parezca trivial e insignificante, la conformidad transmitida del colombófilo a la paloma y de la paloma al colombófilo, es fundamental e importantísimo. La relación colombófilo y paloma, o viceversa, debe estar en armonía. Un desequilibrio en esta función será consecuencia de un marcado fracaso. No olvidemos que cuando a una paloma se la manda a  competir, lo único que la acompaña es nuestra esperanza y fe de que retorne lo más rápido a casa. En todas las demás funciones colombófilas hay que actuar de la misma manera.
La confianza es la base sólida del éxito. En colombofilia no se titubea.

Resumen:
Les he dado una idea global de lo que es la genética en colombofilia, sin duda alguna mucho más difícil de aplicar correctamente, que de explicar. Puedo darles infinidad de pedigrees y ustedes no sacarían nada en limpio.
Cada individuo es un ser único e irrepetible y sobre él tenemos que trabajar en base a sus virtudes. Sin duda es un campo complejo, pero es la única forma de crear una raza propia.
Quien se maneje dentro de los porcentajes estipulados y consiga actuar de forma firme y sin titubeos creará su raza de palomas y solo así podrá empezar a decir que colombófilo y palomas tienen un idioma en común.
Cuando seleccionen una paloma para trabajar en consanguinidad deberán evaluar debajo de su identificación  los porcentajes estipulados de actitudes y aptitudes. Recién allí, una gráfica servirá como ejemplo siempre y cuando los valores estén dados por un consenso objetivo.






TABLAS DE FELCH





LA CONSAGUINIDAD Y LAS 
TABLAS DE FELCH

Antes de tener conocimiento de las Tablas de Felch, hace treinta años, cuando en nuestros palomos casi lo único que se seleccionaba era el trabajo, recuerdo que en ocasiones mi padre, me permitía cruzar con algún ejemplar ajeno a nuestras líneas; casi siempre el resultado era el no deseado, o sea, que se venían abajo los productos. Por aquellos entonces, la única opción que le quedaba a mi padre era la consaguinidad, pero había dos cosas que tenía claras: que los cruces ascendentes y descendentes eran al menos no perjudiciales, no ocurría lo mismo con los colaterales (hermanos, primos), que siempre eran desastrosos.
Estos eran conceptos que él adquirió con la experiencia y no pocos desencantos. Con posterioridad cae en mis manos un tratado sobre las tablas de felch, y he aquí, que me vinieron a confirmar, casi todas las enseñanzas prácticas de mi progenitor.
Hecha esta introducción, paso a explicar lo más someramente posible las citadas tablas, de las que se refleja su sinopsis gráfica en el cuadro siguiente.  
- Emparejamos dos ejemplares lo más puros posible(1 y2).
- De sus hijos (3) seleccionamos un macho y una hembra y lo cruzamos con sus respectivos padres. 
- De éste último cruce aparecen ya los ejemplares (4 y 5) que a su vez seleccionamos y cruzamos siguiendo el gráfico, hasta obtener los productos finales (del 14 a1 18).



LA SELECCIÓN DE LOS PICHONES

 DESDE ANTES DEL 

EMPAREJAMIENTO

Hemos de partir del hecho irrefutable de que muy pocas palomas que criamos merecen ser llamadas palomas mensajeras ya que la mayoría son de baja calidad deportiva . Es por eso que hemos de estar bien informados de todo lo necesario para poder seleccionar los pichones que formarán el equipo de adolescentes en la próxima campaña .
En muchas visitas a palomares que hago cada año he podido constatar que los pichones en general no son los adecuados para garantizar que podamos competir bien con ellos. Son muchas las causas y es por eso que es necesario empezar por el principio que es el de tener un cuadro reproductor de elite y que no tiene porque ser de muchas parejas pero si de gran calidad . Fijaos que si tuviéramos la suerte de tener un macho de extraordinaria calidad y tres hembras de extraordinaria calidad podríamos obtener más de 60 pichones en un año utilizando el resto de reproducción mediocre como nodrizas . El problema que todo colombófilo se plantea es el saber cuales son los reproductores de extraordinaria calidad y eso lo explicaré en el próximo escrito para centrarme ahora en la selección de los pichones .
Partiendo que solo vamos a criar con reproductores de gran calidad lo primero que hemos de estar seguro es que tienen una salud perfecta y una gran vitalidad , que son alimentados correctamente y que están en un palomar muy amplio , bien soleado , bien orientado y con nidos muy holgados .
Antes de unir las parejas reproductoras hemos de hacer un control de su salud por un veterinario competente y hacer el tratamiento correspondiente si es preciso y posteriormente los vacunaremos de Salmonela , en los casos recomendados por ser influyente en la zona que tengamos el palomar , y de Paramixovirosis .
Una vez hayan sido tratados y vacunados, dos semanas después , y estando todavía separados los sexos , les daremos 50% Depurativo y 50% Cría mezclado con aceite de germen de trigo durante una semana . Seguidamente los juntaremos y seguiremos dándoles germen de trigo pero con 100% comida de cría hasta que pongan los huevos . Así mismo les daremos un producto apropiado para las palomas que aporte Calcio + Fósforo + Vitamina D3 , como por ejemplo , Fertibol de la casa Comed , Calcio 20 de venta en farmacias o en pastillas con dosis individual . Por supuesto tendrán todo el año varios tipos de grit que serán renovados cada dos o tres días y cada semana les daremos un polivitaminico de cría rico en complejo B y de vitaminas E + A + D3 .
Aunque para algunos les parezca extraño todo lo indicado anteriormente de que tenga que ver con la calidad de los pichones puedo asegurar que es imprescindible ya que la copulación y la formación del huevo es esencial para que los pichones nazcan sanos , fuertes e inteligentes , es decir , forma parte de la profilaxis necesaria y que hay que seguir con ella en todo el proceso de desarrollo del pichón una vez nacido . La Calidad de los pichones que obtengamos empieza antes de juntar las parejas.
Una vez hayan puesto el primer huevo lo retiraremos y pondremos un huevo de plástico y volveremos a poner el huevo auténtico cuando hayan hecho el segundo huevo para que nazcan los dos a la vez . Tendremos la precaución de que a las 24 horas girar el primer huevo retirado unos 180º para que la clara no se pegue a la cáscara del huevo. Eso es muy importante para que se desarrollen bien.
Cuando lleven incubando unos 10 días trataremos los reproductores de tricomonas durante tres a cinco días seguidos para asegurarnos que al nacer los pichones no enfermen de dicha dolencia.
Desde que hayan puesto los huevos y hasta dos días antes de nacer los pichones los alimentaremos con 50% Depurativo + 50% de Cría racionada con el fin de desintoxicarlos por el exceso de proteínas y para que pierdan el exceso de peso que han adquirido. Así mismo los tres primeros días del cambio de comida les daremos Te o infusión de Ajo para ayudar a que la sangre se purifique y en definitiva asegurar que estén muy sanos. Cuando les volvamos a dar comida de cría la comerán vorazmente y se la servirán a sus hijos. Es muy importante para que ceben bien a sus hijos que coman dos o tres veces al día por lo que en cada comida les daremos lo justo para que se lo terminen de inmediato y así en la siguiente volverán a comer con gana. Sabemos que los padres cuando tienen pichones y comen se lo dan de inmediato a sus hijos.
Cuando los pichones tengan unos 7 días recibirán cada día una pastilla para uso de palomas de Calcio + Fósforo + Vitamina D3 , que ayudará al desarrollo óseo . Hace años hice varias pruebas de dar o no dar calcio a los pichones y al compararlos al destetarlos y a los tres meses de edad pude constatar que había una gran diferencia en el desarrollo de su esqueleto y en la fortaleza de la horquilla posterior .
Cuando los pichones tengan unos 20 días se les pondrá comida en el nido para que aprendan a comer en pocos días y los destetaremos a los 25-28 días y antes de pasar al palomar ex profeso de destete serán vacunados de Salmonela , si procede , y de Paramixovirosis.
La primera vez que los destetemos les pondremos dos o tres hembras adultas pacíficas para que les enseñen de inmediato a comer y beber . S e les suministrará comida de pichones , es decir , sin maiz y muy rico en proteínas . Pondremos varios tipos de grit y cada semana una vitamina apropiada para la muda , es decir , rica en complejo B y en aminoácidos esenciales . Así mismo cada semana les daremos dos días un buen probiótico , como por ejemplo , el Cometose de la casa Comed . Cuando los pichones tengan más de dos meses pasarán a otro palomar para que los siguientes a destetar estén tranquilos , sin peleas de los mayores , pues no olvidemos que los pichones en sus primeras semanas de edad son muy frágiles en su salud y el stress es causa de desarreglos intestinales y de enfermedades diversas .
Todo pichón que a pesar de haber cumplido con todo lo anterior se desarrolle mal ha de ser eliminado y se ha de estudiar la causa que incluso puede ser por culpa de sus padres por lo que si así fuera deben ser separados de la cría , sea de la pareja que sea , no vale flaquezas , si queremos pichones de extraordinaria salud , fortaleza e inteligencia debemos tener la mano muy firme y no tolerar debilidades por aquello que es de tal sangre, es el que me costó mucho dinero , es de mi mejor amigo , etc. No hay excusas y toda negligencia se paga muy cara. Casi siempre que analizo las causas las encuentro y ha sido por no haber sido suficiente severo y dejarme llevar por el corazón en lugar de la cabeza. Tenemos que luchar continuamente contra este mal o debilidad que todos lo humanos tenemos.
Para la selección de los mejores pichones que formarán parte del equipo de competición como adolescentes utilizo varias técnicas para tal fin: Método Alar, Método Muscular, Método Ocular , Método de la Auscultación Pulmonar . Son técnicas que llevo ensayándolas desde hace muchos años y me siento a gusto con ellas a pesar que hay más de un colombófilo que no comparte mis métodos , pero al menos me siento satisfecho diciendo lo que yo hago por si alguno cree que vale la pena . Yo no lo cambiaría por nada del mundo y me encuentro muy bien arropado y a gusto con los pichones que obtengo y que selecciono continuamente con las técnicas señaladas.
Como ya he dicho en más de una ocasión el colombófilo ha de estar bien formado y saber aplicar los conocimientos a la práctica por lo que se requiere mucha experiencia. Así mismo cualquier método por sí solo no sirve de nada y se ha de valorar la paloma como un todo, por eso que cuantos más métodos racionales utilicemos a la vez , más posibilidad de seleccionar bien y cometer pocos errores en la selección de los mejores pichones para nuestro equipo de vuelo .

Veamos lo que yo hago para seleccionar mis mejores pichones:

En primer lugar inspecciono los huevos que hacen las parejas reproductoras para cerciorarme que son normales con la cáscara muy fina, tamaño mediano o grande y forma ovoide adecuada . Antiguamente cuando una hembra hacía el huevo algo más pequeño de lo normal era rechazada y considerada como no apta como reproductora. Se valoraba a las hembras grandes como los machos e incluso más pues decían que la hembra debía de ser grande para que hiciera los huevos grandes. Pero esto actualmente sería un grave error y en aquel tiempo era comprensible ya que las palomas volaban cortos recorridos o en las de gran recorrido tardaban en regresar varios días debido a su lentitud y lastre en el cuerpo , pero hoy exigimos a las palomas que sean cada vez más resistentes y rápidas y es por ello que deben ser de tamaño medio o incluso algo pequeña . No obstante, las hembras Cattrysses hacían huevos más bien algo pequeños y alargados y daban palomas de gran clase para los grandes fondos.
Una vez nacidos controlo cada día cómo van desarrollándose y si noto que alguno de ellos no crece de forma normal lo elimino pues seguro que sería débil cuando fuera mayor. No obstante toda característica defectuosa o de calidad de la paloma debe ser analizada de forma relativa y notar su evolución progresiva con el tiempo, ese es el secreto de seleccionar las palomas correctamente . Es un error muy común analizar una paloma de forma absoluta en una cualidad, la paloma es un conjunto de cualidades que han de ser valoradas en su conjunto y nunca de forma absoluta e independiente, aunque un defecto grave ha de ser considerado como motivo de exclusión.
Cuando tienen unos 15 días me fijo si cumplen con la correcta relación del brazo-antebrazo y si no es así lo considero como un defecto grave y que posteriormente analizaré. Así mismo observo si el plumaje es sedoso y en caso que no lo sea también lo considero un defecto grave . Cada vez que decido eliminar algún pichón me pregunto qué es lo que ha fallado e inspecciono de nuevo a sus padres y si no detecto nada sigo criando con ellos, pero si observo algún defecto que se me había escapado no crío más con la pareja y más tarde pienso cual puede ser el problema y lo que debo de hacer la próxima temporada para que no vuelva a ocurrir, aunque la decisión sea no criar más con dicha pareja. Si en la segunda cría vuelven a dar pichones con defectos graves, separo definitivamente la pareja.
Como ya dije les doy varios tipos de grit y a partir del 7º día del nacimiento de los pichones les doy una pastilla de calcio vitaminado por lo que cuando desteto a los pichones les exijo esté prácticamente cerrada la horquilla posterior y que sea fuerte y
elástica, así como que tenga una buena osamenta . Si un pichón tiene la quilla torcida, cosa que no me ha ocurrido casi nunca, es considerado como defecto grave y estudio a sus padres pues quizás no lo alimentaron bien, no obstante esto no me ocurre ya que mucho antes lo detecto y lo corrijo (dando dos días a la semana aceite de hígado de bacalao, nunca puede ocurrir, ya que aporta vitamina A y D, contra el raquitismo). No obstante si haciendo las cosas bien notamos cualquier defecto óseo es un mal síntoma de debilidad del pichón e inaceptable.

Cuando desteto los pichones sobre los 25-28 días observo con una lupa de 15 aumentos que tienen bien definido el círculo de adaptación , en caso contrario , es inaceptable . Recordemos que el circulo de adaptación es el que caracteriza o define la paloma como mensajera . A esta edad ya puedo auscultar los pichones para ver si tienen buena vitalidad y si respiran profundo como toda paloma de gran fondo . Si no respiran rítmicamente es señal que no tienen salud y han de ser observados continuamente y si no mejoran han de ser desestimados , pues nunca podrán ser palomas de confianza y serían unas palomas irregulares y en una suelta cualquiera dejarían de venir . Son palomas deficientes y no podemos confiar en ellas ya que el día menos pensado dejan de venir y suele ser en trayectos cortos de principio de temporada . El problema de estas palomas es que al regresar de un concurso de corta distancia no se recuperan o se recuperan muy lentamente y a la siguiente suelta si no se han recuperado del todo se pierden .
Durante las dos semanas de destete observo cómo se desarrolla el pichón que ha de estar alegre en el palomar , comer bien, y he de notar que va desarrollándose de forma normal . Si veo que está triste , apático , lo separo y lo controlo varios días y si no mejora lo considero como una paloma de baja salud y vitalidad y con ello un defecto grave .

.
A partir de los dos o tres meses de edad examino la calidad del plumaje que ha de ser abundante , sedoso y brillante , todo aquel con plumaje seco y áspero es un defecto grave . A esta edad observo el brazo-antebrazo y ha de ser grueso y relativamente corto . E l equilibrio perfecto y con poco peso . El ala proporcionada con su envergadura y muy suave al abrírsela . A esta edad observo el anillo de correlación que ha de estar bien definido y el color no tiene ninguna importancia . El 5º círculo bien definido que me indica que tiene salud . La pupila pequeña y no ha de cambiar de tamaño al ser observada a la misma intensidad de luz . Cualquier defecto de lo anteriormente indicado es motivo de reflexión y posible desestimación .
Cuando los pichones tienen unos tres o cuatro meses empiezo los entrenamientos si hay un buen grupo o espero a que haya terminado de criar para empezar con los entrenamientos educativos hasta una distancia máxima de 150 Kms. , y empezando muy suave y con lentitud pues el único fin que busco es que aprendan a regresar a su palomar con facilidad y sin que la muda les afecte . Eso es válido porque ya he hecho la selección a la mano como estoy explicando . No obstante algunos pueden fallar en los entrenamientos por falta de calidad ( mal sentido de orientación ) , pero entendiendo cómo interpretar el circulo de correlación , poco nos vamos a equivocar , por lo que también me sirve para mejorar la selección . Utilizo continuamente el sistema "TRIAL AND ERROR" ( ensayo , error y corrección ) que utilicé en temas de investigación científica durante muchos años con buenos resultados y que me di cuneta que era apto también para la selección de mis palomas , es decir , que voy hacia una dirección más o menos correcta de selección , la cual ha sido estudiada con anterioridad hasta el mínimo detalle , y como es natural no doy casi nunca en el centro del blanco a la primera ( error ) por lo que analizo de nuevo la causa y corrijo la dirección inicial un poco y vuelvo a ensayar cometiéndose como es natural otro posible error pero menor al anterior y vuelvo a analizar las causas corrigiendo lo que en mi opinión fue la cusa de dicho error y vuelvo a ensayar, y así sucesivamente hasta que por fin doy en el blanco , es decir , consigo lo que buscaba en la paloma , una paloma de gran clase , sin defectos importantes o graves . Por supuesto que todos los ensayos ( "trial" ) incluyen además que las palomas den buenos resultados deportivos , no solo aspectos fisiológicos y físicos adecuados . Es por supuesto muy laborioso y una labor de años pero con tenacidad se llega a conseguir , aunque reconozco que pocos tienen la paciencia y perseverancia necesaria para realizarlo . La ventaja de este método es que cuando consigo una paloma de gran clase en las competiciones cumple a la perfección para la reproducción , al ser una paloma de gran calidad y belleza deportiva .
Cuando el pichón tiene unos 5 meses observo el iris y he de notar que empieza a definirse pero hay que esperar a que mude completamente para verlo con más nitidez aunque irá cambiando hasta la edad de 18 meses . Lo importante es ver que el iris va progresando a mediada que se hace mayor de edad el pichón , es de suma importancia detectar esa variación y mejora como en cualquier característica de la paloma , no es el valor absoluto lo importante sino el valor relativo entre ellas y su progresión lo que permite estudiar a fondo la calidad de la paloma . La musculatura ha de notarse con facilidad alrededor de la quilla y ha de estar bien desarrollada . Toda paloma con una musculatura floja o deficiente ha de ser desestimada , pues sin un buen motor la paloma por muy buena ala que tenga no puede rendir bien .
Cuando han mudado completamente hago un examen general y vuelvo a aplicar todas las técnicas comentadas anteriormente y en su conjunto y de forma relativa entre todas ellas me ha de dar la impresión que la paloma está en condiciones óptimas para ser un buen atleta del espacio. Cualquier defecto importante, debilidad o mala muda son motivos de eliminación.
A continuación voy a indicar una serie de características a controlar que las catalogo como graves y por tanto eliminatorias y otras que han de ser evaluadas entre si :

CARACTERÍSTICAS DE GRAVEDAD QUE DEBEN SER ELIMINATORIAS:

1º.- Plumaje áspero o seco

2º.- Horquilla posterior abierta y débil

3º.- Rabadilla débil y cola larga sin buena unión de cola

4º.- Relación brazo-antebrazo incorrecta

5º.- Sin vitalidad o mala respiración

6º.- Mala musculatura, siendo floja y mal desarrollada en  
      función de la envergadura.

7º.- Mal equilibrada y exceso de peso

8º.- Ala desproporcionada con su peso y envergadura, ala
       corta , plumas de baja calidad sin solape .




CARACTERÍSTICAS QUE HAN DE SER EVALUADAS EN SU CONJUNTO:

1º.- Carácter de la paloma

2º.- Ritmo pulmonar y capacidad pulmonar

3º.- Calidad del ojo

4º.- Capacidad para coger la forma

5º.- Inmunidad a las enfermedades y fortaleza física

6º.- Tenacidad y resistencia al vuelo

7º. - Velocidad para una determinada distancia










Palomar de Cria
Diego Nieto Aznar
Año 2003