ANÉCDOTA DE UN PICHÓN



Por: José Hernández Conesa



El 14 de Junio de 1987 le regale a Domingo García Sánchez, con domicilio en C. San José nº 29 de Pozocañada (Albacete) 5 pichones 96007 – 96014 – 96023 – 96026 – 96031, todos entre 25 o 30 días, no habían salido del palomar de cría en ningún momento.

Los pichones se los lleve personalmente acompañado con mi mujer a su domicilio, como digo antes el 14 – 6 – 87.

Le ice las recomendaciones oportunas para su adaptación al nuevo palomar, puesto que el hacía poco que se había incorporado a la colombofilia.

El día 19 – 6 – 97 voy al palomar a última hora de la tarde y me doy cuenta que hay un pichón con una tira de chapa arrollada a una pata, entro lo cojo y resulto ser el 96007 de los que había llevado a Domingo, me quede dudando porque no me lo creía, que un pichón de 30 días pudiese haber regresado al palomar desde Pozocañada a Cartagena sin haber salido del palomar, era para mí algo nuevo, y bastante sorprendente.

Más tarde sobre una hora más o menos, me llama Domingo que le habían entrado cuatro pichones y que el otro se había perdido, entonces le comente que para que le ponía la tira de chapa arrollada a la pata de los pichones, me contesto que como sabía yo lo de la tira de chapa, me dio a entender que si era (Brujo) o (Adivino) para saber yo eso, y le dije, “no, lo digo porque el pichón que te falta esta en mi palomar”, se quedó dudando hasta que le di el número de anilla que era el que le faltaba, rápido me contesto, pasado mañana voy a por él, mi contestación, estarás soñando este pichón no sale de aquí, te daré otro que quieras pero con este no cuentes ni por dinero.

Este pichón era hijo de una pareja que el padre 136008 – 83 el abuelo 136008 – 79 descendientes de Pierre Dartin 140096 – 73, casi todos ellos fueron grandes campeones, bastante nombrados en mi Club, la trayectoria de “Los Marrones”. Porque eran todos Marrones.




Esta es la Magia que existe en nuestras palomas mensajeras.

Diego Nieto.